Nuestro símbolo

Pureza, renovación, creación...

Los ciervos son un símbolo de buena fortuna, de buena suerte, virtud y pasión. Simbolizan el Este, luz, pureza, renovación y creación.
Pero también se los ve como mensajeros y guías para indicar el buen camino.
Un ciervo adulto, con gran cornamenta, representa abundancia, solidez y serenidad.
Estos animales son nobles y fieles, con lo que simbolizan a las personas precavidas y que son buenas para escuchar. Su meta es la nuestra.